miércoles.03.febrero.2021 Nacionales
TRAS UN AÑO SIN ACTIVIDAD
El rugby prepara su vuelta oficial
Con procedimientos y protocolos mediante, se analiza el retorno de la competencia oficial para el rugby en la argentina. Cuales son las medidas que se deberán tener para cada partido. Al respecto de la competencia propia, aun no hay nada oficial sobre calendarios ni formatos. Como será el registro de jugadores y recordamos el protocolo aprobado.
Te gusta? Comparte esta noticia:
-
Se conoció el procedimientos que se deberá implementar para los clubes afiliados a la UAR para la vuelta a la competencia. La Comisión de Competencias de la Unión Argentina de Rugby, con el aval del Consejo Directivo de la institución, ratificó las consideraciones indicadas el 19 de enero a las uniones provinciales y que desde entonces nada se dio a conocer.
Desde la UAR informaron a las Uniones sobre el procedimiento para volver con los protocolos establecidos pero cada Unión debe analizar de acuerdo a las situaciones local y reglamentación de cada gobierno provincial. Con el objetivo de establecer un procedimiento para la vuelta a las competencias. Cada unión provincial debe establecer sus formas de competencia, habilitar los clubes de acuerdo con la autoridad competente y hacer cumplir los protocolos y medidas preventivas. Los partidos, al ser actividades oficiales y tener cobertura del Fondo Solidario, deberán utilizar la tarjeta electrónica de partido (TEP), donde se deberán registrar todo tipo de lesiones, entre otras incidencias. La sugerencia de la UAR es también monitorear el acondicionamiento de los jugadores, según el protocolo presentado anteriormente.
Respecto al fichaje de los jugadores, se decidió prorrogar el registro hasta el 30 de abril de 2021. Los jugadores lo harán con el procedimiento habitual. Presentando la Evaluación Pre Competitiva (EPC) o un apto médico que será válido hasta 60 días posteriores de iniciada la competencia de su Unión. Una vez vencido este plazo, se deberá presentar la EPC y hasta tanto esto suceda, el jugador estará inhabilitado en la Base de Datos UAR (BD.UAR) y no podrá ser incluido en la Tarjeta Electrónica de Partido. Cabe aclarar que los referís tienen las mismas consideraciones, procedimientos y normativa de los jugadores y que, cada uno deberá estar registrado en la BD.UAR por un club en actividad de la unión que pertenece. También deberá realizar la Evaluación Pre Competitiva determinada por la UAR, siendo responsabilidad de cada Unión el archivo de los respectivos estudios y del apto médico.
 
Prodecimiento Covid -19 para jugadores

Al momento de la inscripción el jugador deberá indicar si ha sido diagnosticado con Covid-19 positivo. El jugador que confirma esta situación activará el protocolo en el sistema y quedará inhabilitado para cualquier tipo de actividad física hasta tanto presente el apto cardiológico post Covid-19. Los estudios y/o análisis que se requieran para este apto cardiológico serán indicados por el médico tratante. Al momento de presentar su EPC, la misma deberá incluir la fecha de alta médica epidemiológica y deberá adjuntar un apto cardiológico post Covid-19. El Club será el encargado de habilitar al jugador en BD.UAR cuando cumpla con la presentación de la documentación.
El jugador que informe que No ha tenido diagnóstico de Covid-19, presentará su EPC o su apto médico de manera regular. Si luego de haber completado su inscripción en el club, el jugador fuera diagnosticado con Covid-19 positivo, deberá informar inmediatamente a su club para que se registre esta información en BD.UAR y se lo inhabilite hasta tanto presente su apto cardiológico post Covid-19. 
En el caso de los jugadores que hayan tenido contacto estrecho con una persona que hubiera sido diagnosticada con Covid-19 positivo o hubieren estado con sospecha de Covid-19, se sugiere la presentación de un apto cardiológico post Covid-19. La obligación de declarar un diagnóstico de Covid-19 positivo será informada en BD.UAR a cada jugador al momento de iniciar su fichaje, y deberá tildar su conformidad para continuar con el mismo. 
La obligación por parte de los administrativos o responsables de cada club de declarar los casos de diagnóstico de Covid-19 positivos que les fueran informados luego del registro de los jugadores será informada al primer inicio en BD.UAR con cada usuario, y deberá tildar su conformidad para continuar con el uso del sistema.

Protocolo Covid en clubes
La Unión Argentina de Rugby tiene una guía para planificar el regreso a la actividad desde el año pasado y ya se implemento en los clubes, que tienen autorización el entrenamiento como es el caso de los misioneros y chaqueños. Será el propio organismo y las autoridades sanitarias quienes autoricen a los clubes. El protocolo de seguridad contiene una serie de guías para planificar el regreso "ordenado" de la actividad en las diferentes uniones provinciales y clubes de todo el país, durante la pandemia de coronavirus. Son medidas que se deberán implementar y una vez que las mismas sean cumplidas, la UAR autorizará el reinicio de la actividad de forma progresiva. 
La situación imperante en cada jurisdicción es muy diferente una de otra y es absolutamente dinámica haciendo que lo que las guías definen o establecen puedan ser objeto de sucesivos cambios para adaptarlo a circunstancias nuevas, explicó la UAR.
Cada Unión debe designar "uno o más Jefes Operativos Covid-19", que estarán a cargo de "implementar los lineamientos que recibe de la autoridad sanitaria". Entre las cosas que se deben evitar será el uso de los vestuarios, pero además "toda las personas que ingresen al club deberán usar tapabocas reglamentarios, durante toda su estadía en las instalaciones. Los jugadores, cuerpo técnico y asistentes de los equipos deben estar testeados y además llevar adelante "la reducción secuencial de las medidas de distanciamiento social".
Además, se indicó que los clubes deben "contar con las autorizaciones locales (municipales y provinciales) en cuanto a la reapertura de las instalaciones".
Se debe tener en cuenta los condicionamientos de los espacios a utilizar, la cantidad de personas que lo pueden usar. También las medidas de sanitización para cada espacio (implementos, materiales desinfectantes, capacitaciones del personal, periodicidad).Asimismo, se aclaró que otra de las medidas que tendrán que tenerse en cuenta será la distancia de dos (2) metros entre las personas que concurran en oficinas, gimnasio, consultorio y cancha. 
Los planteles deben dividirse en grupos permitidos por las máximas autoridades de salud locales y nacionales. Los entrenamientos deben planificarse en etapas para evitar la superposición de grupos. Hacer un organigrama donde se especifiquen los grupos, día, horario y sector que utilizará cada uno, tratando de dejar tiempo entre grupos que usan el mismo espacio en diferentes horarios para poder sanitizarlo, debiendo quedar claramente identificado el personal que se hará cargo de la sanitizacion después de cada uso.
Te gusta? Comparte esta noticia: